Ser mamá

Después de muchos años vuelvo a sentir la necesidad de escribir sobre mi. Y es que aunque pueda sonar un poco extraño, cuando conocí al gran amor de mi vida, ya no fue necesario escribir sobre relaciones rotas, sueños o penas. De pronto las historias que me contaban y que mi corazón y mi mente tomaban como suyas, recuerdos, sensaciones y sentimientos, solo me hacían daño. Por eso huí, encontré una salida amando y sin querer encontrando a mi amor al otro lado del mundo. De la forma más romántica, conversando con la luna y las estrellas en cada noches…

Ahora soy madre de un bebe de 1 año y 4 meses, y aunque al inicio a sido un gran desajuste tener todo bajo control y pasar ya por varias etapas de ser sobreprotectora  (extremista) e intentado mantenerme en mi feminismo. Mi esposo ama y adora a nuestro hijo, y somos juntos felices llenos de amor, tanto que resulta casi increíble y como la vida para mi no es tan justa empecé a creer que no era real, que deberíamos discutir, empezando a temer que simplemente cometería algún error en mi nuevo rol de madre. Ese stress esa pena plus la suma de noches en vela, el dolor de escuchar que tu bebe no respira bien por las noches, tras el dolor en la espalda de dar tanto de lactar. Me convirtieron en una hoja de papel.

Me sentí hundida, decaída y con mucho mucho temor. Porque hacemos esto las mujeres? Porque creamos más drama en nuestras vidas? Necesitamos ese stress para algo útil? Solo necesitaba sentirme aún más especial al gran amor de mi esposo y el amor que aun no lograba entender que el llanto de mi bebe me daba. Hasta ese entonces solo era para mi un trabajo sin fin.

Fue fácil caer, y de verdad me caía tanto que mi cuerpo sufría dolor, ya que hasta tuve que hacer un tratamiento para los talones de mis pies, al levantarme por las mañanas era un dolor tan fuerte cuando caminaba, inclusive para ir a dar de lactar, no se lo desearía a nadie. Fue bastante dificil vivir con eso diariamente; intentando siempre buscar la mejor alimentación para que mi bebe fuera saludable ya que desde los 6 meses le mostré otras opciones de alimento. No funcionó a lo esperado , pero fue un intento. Ahora lo puedo recordar como una experiencia satisfactoria, porque hasta que mi bebe empezó a alimentarse de otra fuente y no solo de mi leche hechizera de amor, sentí con mucho más amor cada vez que solo deseaba alimentarse de mi, depronto me senti más importante, ya que al inicio era mi obligación alimentarlo y ahora si era la decisión de mi bebe. Me dije varias veces que esa sensación de darle de lactar con ese amor en sus ojos y su sonrisa juguetona, sería uno de los más hermosos recuerdos de mi vida, por eso me tome tantas fotos, claro privadas, para que me recuerde que feliz era yo al tenerlo en mis brazos, inclusive me grabé audios donde me digo a mi misma lo feliz que soy. Es eso normal?

Quisiera volver a tener la oportunidad de explicar todos estos sentimientos, todas estas vivencias, que claro al no estar en tu país pueden resultar un poco mas aventurera. Aunque de visita en mi amado Perú conversando con amigas tambien mamás, me doy cuenta que no soy la única madre en este mundo con tantas caídas, cada quien lo toma como quiera tomarlo, es decir aprende a sobrellevarlo, o hace algo al respecto con o sin la familia a su lado.

En mi caso, mis padres me educaron a dar todo por sus hijos, amarlos hasta el fin del mundo e incentivarlos a ser felices cumpliendo sus sueños, ahora entiendo esa felicidad de llevarnos a mi hermano mayor y a mi a comer a un restaurante, cuando no teniamos dinero para pagar por un pollo completo, y solo ordenaban un plato para nosotros. Nos veian comer tan felices. En ese entonces, solo eso me hacia feliz, fueron solo tal vez momentos de alegría por ir a comer a un restaurante, al ser niña no te fijas en donde es o que es lo que comes, sino la idea de lo especial que ese momento gracias a tus padres, puede llegar a ser.

Ahora que yo veo comer a mi bebe, imagino tener ese mismo rostro, soy feliz porque él lo es y es necesario para que crezca fuerte y sano.

Bienvenidas y bienvenidos a mi nuevo Blog, hace tiempo pense en regresar, y es que siempre amé escribir. No se si podré hacerlo completamente bien, pero lo que si se es que soy Rosa De Paz y que aunque releo mis poemas antiguos aun en Blogger, me doy cuenta que es posible cambiar, y lo más importante tal vez, que solo de uno depende o quedarse encerrado en un cuarto o en su mundo o salir, arriesgarse a vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.